Las muelas del juicio son todo un enigma, ya que si realmente no las utilizamos, no deberían salir. Pero el caso es siguen apareciendo y a veces con problemas. Por eso necesitas de los profesionales de la odontología para resolverlos. En la Clínica Dental Micó & Martínez de Burjassot puedes preguntar y siempre te aconsejaremos lo mejor para ti.

El caso es que se relacionan con la edad adulta, de ahí su nombre. Las muelas del juicio salen entre los 17 y los 25 años aproximadamente, en ambos extremos del maxilar superior e inferior. Se conocen también como el tercer molar.

Los expertos dicen que es un vestigio evolutivo de la raza humana. Nuestros ancestros los homínidos sí que tenían un buen tercer molar, hasta cuatro veces mayor que el nuestro. Seguramente por la necesidad de masticar alimentos crudos.

¿Hay que extraer las muelas del juicio?

Desde la Clínica Dental Micó & Martínez de Burjassot evaluamos el posible daño que puede generar. En ocasiones, las muelas del juicio no llegan a salir y en otras tienen espacio suficiente. Sin embargo, es importante detectar cuando causan alguna complicación, como dolor de muelas, infección o inflamación.

El caso, es que a la hora de extraerlas se debe recurrir a un profesional, ya que en la Clínica Dental Micó & Martínez sabemos de problemas que pueden derivar de la extracción de las muelas del juicio.

En este sentido, lo mejor es contactar con un equipo de confianza. De esta forma se evitarán daños en las piezas dentales contiguas. También, periodontitis, ya que al estar tan juntos los dientes se produce acumulación de placa bacteriana en la zona subgingival, por la dificultad a la hora de tener una correcta higiene bucodental.

Asimismo, si la higiene no es la adecuada pueden aparecer caries en las piezas dentales afectadas por el desplazamiento.

¿Cómo se extraen?

Desde la Clínica Dental Micó & Martínez aconsejamos el tipo de extracción después de un análisis individual de cada paciente. En general, la extracción de las muelas del juicio puede hacerse sin cirugía, que es la opción más sencilla cuando las muelas estén completamente fuera y son visibles.

La otra opción, incluye cirugía y se realiza cuando los cordales están total o parcialmente incluidos en la encía, y se hace necesaria una pequeña incisión. Es una cirugía leve pero puede llevar molestias más intensas.

Desde Clínica Dental Micó & Martínez de Burjassot sabemos que cada caso requiere de un tratamiento personalizado, por eso nuestros profesionales analizan cada caso como si fuera único. Cualquier duda pregúntanos.

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *